noticias·Sobre libros

Vidas Samurais, novela de Julia Sabina

Acabo de terminar “Vidas Samuráis” de Julia Sabina, novela que me recomendó mi estimado amigo Francisco Gutiérrez Carbajo , al que agradezcó la recomendación. He disfrutado enormemente con esta lectura.
En esta novela, su autora, Julia Sabina traza un ciclo vital a modo de itinerario de vida. Un camino de entrada en la edad adulta en el que está presente la búsqueda de la propia identidad y la construcción y deconstrucción de un “yo”, en continuo cambio e intentos de adaptación a un medio hostil. Unos jóvenes que descubren el amor y el medio para acercarse al mundo laboral.
Con unos personajes perfectamente construidos, el espacio de la ciudad como marco y las vidas de estos jóvenes, la autora nos llevará de la mano a través de una prosa ágil, no exenta de humor a veces o de dramas existenciales de toda una generación. Todos esos jóvenes que en el inicio de la crisis de 2008 avanzas con sus expectativas y sus sueños truncados una y otra vez, luchando como verdaderos samuráis.
Está novela constituye un canto lírico y dinámico de esa generación en la que muchos todavía no han logrado alcanzar sus metas.
Puedo decir por esto que es una novela necesaria y desde aquí felicito a su autora, Julia Sabina.

Isabel Montero


Julia Sabina ( Madrid,1982) es doctora en Ciencias de la Comunicación por la Universidad París 3 Sorbonne Nouvelle. Actualmente es profesora de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Alcalá de Henares.

poesía Isabel Montero Garrido·poesia Isabel Montero·Poesias Guiomar52

Sombra

Las sombras arraigadas en tus manos
como rastro de rostros enmarcados
sin sensibilidad,
dañan el jardín oculto en el cuerpo,
la distancia del rostro al firmamento.

Sin duda un sinsentido anclado
en la pereza de latir, compás
en equilibrio de lo humano.

Y no sé el argumento,
la razón que empaña tu existencia y
tus pasos en aguas pantanosas.

Isabel Montero.
Foto gratuita Internet

Sobre libros

Barro Líquido , reseña al poemario de Oskar Rodrigáñez Flores

Barro Líquido, Plaquette, Foto Isabel Montero

“Barro líquido” es una “plaquette”, obra en pequeño formato, del poeta y amigo Oscar Rodrigañez Flores.

El barro se moldea, e incluso se escurre entre las manos. El barro como materia tangible transferido a la palabra poética de Óskar. “No sólo hay un camino” dice Óscar en su poema Camino escarchado, “soñamos por seguridad/y la vida se renueva” y así el poeta, moldea emociones, expectativas, realidades, como dice “Guillermo Lopetegui” en su prólogo: ” haciendo de nuestro barro líquido, materia sólida y luminosa.


He destacado de entre toda esta vida, el poema que Óscar dedica a las 20.000 víctimas, y 5000 muertos afectados por la intoxicación del aceite de Colza en 1981. Este año fue mi primer curso en Madrid y quiero también recordar a aquellos alumnos, a aquellas familias…Aún se sigue trabajando por un reconocimiento justo de una masacre, que como dice Óscar: “sufrimiento excesivo de esta vida.


Me ha emocionado leer el prefacio que dedica a “Barro liquido” el escritor Manuel Quiroga Clérigo, recientemente fallecido.
Es difícil para mí hacer una reseña, máxime de un poemario que me llega al alma ya por su calidad literaria ya porque es el poemario de un querido amigo. Siempre digo que soy una poeta sencilla y ahora estoy como lectora que se emociona e incluso quiere ir más allá para saber qué hay, detrás de la creación de cada poema. Escrutar todos y cada uno de los pensamientos que hicieron que Óscar escribiera esta obra poema a poema y de una manera lineal tan bien engarzada.


Las plaquettes que edita la editorial Búho Búcaro son exquisiteces en forma y contenido. Un placer para el paladar del lector.
Solo me queda mi Enhorabuena a Óscar Rodrígañez, amigo y compañero de poesía por este trabajo tan bien moldeado a pesar de hacerlo con “Barro líquido” . Un beso enorme y mi gratitud por tener en mis manos tu obra!!!

Isabel Montero Garrido

Madrileño. Licenciado en Osteopatía (ejerce desde 1996), Presidente de Ediciones El Búho Búcaro .

Barro Líquido, Oscar Rodrigañez, Foto Isabel Montero
poesia Isabel Montero

Meditaciones de café

Foto gratis subida de internet

La vida y la muerte,

la línea que las separa

apenas imperceptible, y es.

La araña que teje la tela con

seda líquida, te engaña y te enredas

en ella sin avistar el peligro, atrapada.

La vida y la muerte,

la línea que las separa

apenas imperceptible, y es.

Bailas una danza macabra,

sobre ella, de puntillas, como

una bailarina deshojada.

Y el tiempo dirá que lado de

la ladera será tu destino.

La vida, sin duda.

Isabel Montero

agradecimientos·noticias·Pensamientos·poesia Isabel Montero

Padre

Mitxel Casas me ha dado la oportunidad de colaborar en esta iniciativa que está llevando a cabo en el confinamiento. Gracias por darnos voz y permitir nuestra colaboración para que esto sea más llevadero y así juntos, entre todos, podamos llegar a buen puerto. Mitxel es una de esas personas que suman. Gracias por tu programa y gracias a ti.

Padre

En medio del caos, me acordé de ti, Padre,

por ese hombre que había en la clínica.

Estaba con su hija y ella, lo mimaba.

Se llamaba Antonio.

Sentados con nuestros guantes y mascarillas

guardábamos más de un metro.

Pero yo te veía por detrás, Padre.

Antonio tenía el pelo cano como tú

y largo por el confinamiento, pero

no tenía tu gorra.

Antonio lo sabía todo como tú y su

hija lo arropaba como yo a ti a veces.

Antonio entró a una prueba en silla

de ruedas, porque si, como lo harías tú .

-Hay muchay y ya que estamos…

Cuando salió, dijo a su hija:

-vámonos que a mí el médico

ya me ha explicado todo.

-¿A ti papá?

-Si, a mí. Y entonces vi

mi cara en su hija. Y te quise Padre.

Yo me fui y allí. Dejé a Antonio y su hija.

Al pasar por la Residencia de ancianos

de una calle, vi desde el coche al ejército

entrando, y pensé Dios, ¿cuantos han

muerto aquí ? Y pensé en ti Padre, y te quise

Padre, porque esa es una realidad que tú

y yo no conocemos. Y llore por ellos Padre,

porque estaban solos.

Isabel Montero

Aniversarios·Pensamientos

¡Feliz 2020! Urte Berri On!

¿ Qué puedo desear al mundo para el año 2020? Es sencillo, Paz. No se me ocurre otra cosa. Para ello utilizó esta foto que saqué en el Museo Naval en la exposición dedicada a Juan Sebastián Elcano y la circunnavegación.

Deseo un nuevo rumbo, otra vuelta al mundo, a un mundo más humano, más generoso, más pacifico en el que la Paz y la Concordia estén presentes.

Un gran abrazo:

Isabel Montero Garrido