poesía Isabel Montero Garrido

Perspectivas, #diadelatierra

Las calles de cemento y
el aire siseando entre costillas
el oxígeno interpelado.
La tierra del páramo seca y fría,
sueño de civilización.
Y el manto negro en la carretera.
Y esa gallina, ¡esa gallina loca
que pasea por el arcén!
Desafío inconsciente del trasiego del tráfico
en hora punta
ajena a los gases térmicos
ajena a los peligros de circulación.
Es su hacer corriente día tras día
como un sencillo suceso, inaudito
por otro lado, un ave de cresta roja
a horas irrelevantes
en lugar insospechado.

Con los primeros gases de CO2
que anuncian la mañana, firme fuerza filtrada
en los finos filtros de contaminación, anda
la gallina por el ribete del asfalto.

Y eso que dicen que es “Una Gallina”.
¿Será un sistema de rehabilitación?

Isabel Montero
De “Palabras desnudas”, un libro que se quedó en el tintero antes de la Pandemia.
Derechos registrados

poesía Isabel Montero Garrido

Urgencia

Foto Isabel Montero

Urge

urge que seas

urge que seas tú

urge que seas tú de nuevo

y urge que no te arrojes

urge que no te precipites en las rocas de la bocana del puerto

porque el agua embestiría y rodarías envuelta en espuma-ola, golpeada, rota.

Urge entonces, urge, sobre todo, apremia que no transites sobre amasijos de hierro.

                                                                                                           

Vuelve a caminar sobre la hierba que tapiza el borde del acantilado.

Vuelve sobre tus pasos.

Urge y como ves, urge.

Isabel Montero Garrido

poesía Isabel Montero Garrido·poesia Isabel Montero·Poesias Guiomar52

Sombra

Las sombras arraigadas en tus manos
como rastro de rostros enmarcados
sin sensibilidad,
dañan el jardín oculto en el cuerpo,
la distancia del rostro al firmamento.

Sin duda un sinsentido anclado
en la pereza de latir, compás
en equilibrio de lo humano.

Y no sé el argumento,
la razón que empaña tu existencia y
tus pasos en aguas pantanosas.

Isabel Montero.
Foto gratuita Internet

Pensamientos·poesía Isabel Montero Garrido

Iruña

A Carmelo Vallés, in memorian.

A mi amiga Txus

 

Recuerdo irrumpir en la joyería

de tu padre, como dos huracanes

y a tu padre mirar, cabecear

benevolente, y tal vez complacido,

aunque nunca lo dijo. Mirar, si,

esa algarabía tan nuestra,

tan adolescente entonces.

Aquellos veranos en los que la brisa

rozaba nuestros brazos, aún infantiles,

en aquellos Sanfermines, primerizas

nosotras, que queríamos, y eso es

seguro, tumbarnos sobre la hierba de

“La Taconera”, y encender un cigarro

para soplar el humo al aire.

Y al final no ocurría y tú padre

nos dejaba en el baile del Club

Natación

Aquellos Sanfermines soñábamos

blanco, sin saber que la vida, sería

dificil.

Isabel Montero Garrido

Bihotz bihotzez María Jesús.

descarga (1)
Jardines de La Taconera, Pamplona

Imagen subida de Internet