Uncategorized

En neutro

img_20161030_161718-en-neutro

Un instante es extraordinario si logramos un sueño.

Isabel Montero

A Max y Diego

Poeta, ha llegado la bruma a los acantilados.

Ha subido a lo alto del monte y desde allí, ha atinado certera a cubrir la ciudad.

De repente, ha envuelto dos cuerpos que entrelazados reposan sobre la arena.

Lo que te inquieta poeta, en nada se parece a la bruma que cubre los cuerpos casi helados.

Las olas suben y bajan.

Los surfistas planean sobre las crestas.

El perro rodea los cuerpos moviendo el rabo. -Parece contento-

Se tumba también sobre la arena, a su lado.

No quieren que ese instante termine.

Poeta, ¿sabes componer un verso?

 

Uncategorized

apariencia

¿Qué hubo debajo del olor a tierra

de la arcilla húmeda, del coche sin rumbo

del pañuelo al aire y del pic- nic en la carretera?

¿Qué hubo tras el resort de lujo

y un beso robado al sonido del mar?

¿una playa de piedras?

¿por qué aquella palmera sin plátanos,

la mirada amante en un patio de flores ya secas?

Se escondía el alma, y se escondía

en la taza de café del desayuno

en el sabor de mantequilla salada y tostadas

con miel.

Una foto robada, una fuente detrás del frío, de gotas de agua

sobre nuestras cabezas.

¿Otro beso, otro beso de verdad o de mentira?

¿Alucinación o sueño?

Pensamientos·Poesias Guiomar52·Uncategorized

poema en orilla

Sorolla

Se ha tapado el último curso del río

y del mar

y hay tierra de cemento y sal.

Hay viento que sopla

que sopla sobre unas lilas blancas

que se asoman retraídas

entre las grietas

entre la hondura

de dos losetas rotas

y allí hubo agua.

 

 

Hubo agua.

Y en la casa de arriba, sobre la carretera

la niña juega sola en su cuarto.

Es primera luz de la mañana

y ya desde hace horas

viste y desviste a sus muñecos

y se afana, vertiginosa

y habla

parlotea alegre

como si nunca pasara nada,

y quiere que el alba permanezca

así

imperturbable,

como ella lo diseña

así

como si brotara el agua de nuevo

como si corriera el río bajo el pavimento

o el mar

y quiere

quiere que sean

y son

y son así, como los piensa;

 

Ya silba una cafetera en la cocina

¿o se sobra a borbotones el agua

de un café de puchero y achicoria?

Confusión.

Se ha tapado el último curso del río

hay tierra de cemento y sal

 

 

Pero una vez, allí hubo agua

donde hoy son dos losetas desconchadas.

¿Se puede volver a la orilla?

 

Y con este poema cerramos el 2015 de Epifanía en la Luna, a la espera de que en 2016 corra el agua del río o se oiga el mar no solo dentro de una caracola en todos los lugares donde se necesite.

Quiero darlas gracias a todos los amigos que leen este blog desde  tantos lugares del mundo. Gracias por vuestras palabras, por vuestros comentarios que son, al fin y al cabo, los que me animan a seguir escribiendo.

Gracias por vuestra compañía, por todo…Gracias.

Quiero desearos un feliz año que comienza.

Un abrazo para todos.

Guiomar52.

 

 

 

 

Poesias Guiomar52·Uncategorized

Nocion e inflexion

El_primer_beso_Salvador_Viniegra_y_Lasso_de_la_Vega_(1891)El primer beso (Salvador Viniegra)

 

Tus ojos negros

suspiran  vuelo de sospecha

me inquieren sin decir

pero también son sensores de mirada blanca

y son negros.

Tus ojos negros sentidos

signan siseo en tu mirada

parpadeos redondos

sensores sinuosos

simas en vertical

y a veces órbitas oscuras e impenetrables.

Sonrientes, sencillos, sinceros…

 

¿Es verdad?

 

Tus labios entes convulsos

y trémulos.

 

¿O soy yo la que me conmociono?

Besarlos es rozar tus palabras.