poemas otros autores

John Ashbery

ashb

Si he de decir algo de Jhon Ashbery, o hemos de decir en el mundo de la poesía, lo primero en lo que pensamos es que ya no contamos entre nosotros con un poeta “grande” o un grande de las letras. Como todos sabemos falleció el pasado tres de septiembre y nos ha dejado un gran legado.

Stephen Burt poeta y profesor de Harvard, ha comparado a Ashbery  junto con T.S. Eliot llamándole “la última figura viva de la que la mitad de los poetas en idioma inglés piensan que es un gran modelo y la otra mitad lo cree incomprensible».

Uno de los placeres de este pasado septiembre ha sido conocer la obra de este escritor  y estoy entre los poetas que lo considera un gran modelo, si bien es verdad que a algunos ojos pueda parecer incomprensible.

Me pregunto ¿No es el objetivo de la poesía el arte de insinuar, como en muchos otros ámbitos del arte? y dejo abierto aquí un debate al pensamiento. Al acto de pensar.

Sí, la poesía es un arte que nos hace pensar y eso es lo que consigue Ashbery con su poética.

Yo me maravillo leyéndolo al ver como conjuga al mismo tiempo el pasado, presente y futuro en un poema, “El futuro del Baile” sirva a modo de ejemplo.

Su proceso reflexivo se armoniza a partir de la combinación de sensaciones visuales, táctiles, perceptivas…

Construye en espacio en sus poemas en el que abre la puerta al lector para que sea el mismo, ese lector el que de su propia respuesta a ese imaginario.

Es muy extraño, y se que tú

sabes que no hay bastante extrañeza

en el mundo, solo pedales más húmedos y furiosos…(Recit, Ashbery)

Son unos versos que destaco y que están dando vueltas en mi cabeza en estos momentos.

Dejo un poema de J. Ashbery y recomiendo la lectura de la obra de este poeta Norteamericano.

El futuro del baile

¿A quién nos dirigimos?

Según quienes sean, los niños

trabajan en los campos. Las vacaciones

están a la vuelta de la esquina

y ellos esperan que la vida siga igual

muchas mañanas seguidas. Date prisa, máquina de coser,

y logra sin tardanza lo que se espera de ti.

Los peces saltan parcialmente fuera del agua. Y el aire es nuevo.

Antes, ilustres forasteros nos abordaron

(según quienes sean) y nos invitaron a sentarnos

para escucharles como se escucha un cuento. Y en el cielo,

fuentes caídas nos regaban los pies

mientras su historia farragosa lubricaba los aires

y las parras que en ellos se removían.

Nadie espera que la vida sea una sola aventura,

y sin embargo, a la inversa, nos sorprendemos cuando se vuelve decepcionante,

como suele pasar con las historias cuando el contar va más rápido

que la situación. Date prisa y duerme,

es lo que sugiero. Y si resulta solitario,

la canción no se habrá marchado para nada.

Bosquecillos pintados hacen más por la destreza

que minaretes y azoteas. Las bicicletas reviven los paisajes

a los que ponen banda sonora. Mejor un acordeón

silencioso que un coro de arpas, ya sea en un sentido

u otro, gotas de cristal sollozante

que se quedan colgadas tan pronto la noche urde su clima.

Las escenas más anodinas eran siempre las más lejanas,

pero estas hojas que se fruncían en nuestras manos,

higo y ortiga, sobreviven en un surco del tiempo

que los relojes no pueden deshacer, ni la fortuna saquear.
descarga (1)asAshbery en sus versos podría estar buscando como en el arte abstracto, una refracción, como pasa en la música concreta, donde todo se inicia en un plano sensorial del que se salta de manera imperceptible a lo emocional; la comprensión, si es que llega lo hará más tarde.

 

9 comentarios sobre “John Ashbery

  1. Creo que hiciste un buen análisis. Si, me gusta su poesía, aunque se tarde en digerir. Pero estoy contigo que fue un gran poeta.
    Gracias por traernos su recuerdo. No sabía que había muerto. Mi abrazo y cariño para ti.

    1. A mí también me gusta, creo que cuanto más lo lees más gusta. Y me parece que está impregnado de mucha filosofía. Te mando también todo mi cariño Julie.

      1. ¡Con gusto, Guiomar! 😉 Por supuesto que sí… Abrazo grandote para ti también… ¡Graciaaas! 😉 🙂 :*

  2. No conocía a Ashbery y agradezco la presentación. Me gustó mucho la síntesis final y la relación con la música concreta o el arte abstracto. Leí el poema un par de veces y sí, es cierto que no veo allí un “sentido” o un sentido único y concreto; sin embargo, los versos funcionan y hay algo en él que atrae, que seduce.

    Un abrazo.

    1. Míralo con sentido musical, y lee entre líneas, busca la filosofía, pero no esperes que te dé respuestas, como si la conclusión sea del lector. Verás muchas sentidos. Y tú además vas a sacarle un buen partido, estoy segura. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s