poemas otros autores·Sobre libros

Jorge Olivera, un poeta Uruguayo

 

 

Me he asomado a la poesía del escritor uruguayo afincado en Madrid, Jorge Ernesto Olivera (1964 en la ciudad de Treinta y Tres, Uruguay).

mde
fotograía Isabel Montero

 

 

Entre otras cosas, Jorge Olivera es autor de “Poemas del desierto de Mojave” , con el que obtuvo el Premio Gerardo Diego 1993 de la Diputación de Soria. “Labios de Poniente “(2000), Premio Municipal de poesía de Montevideo, 1997 y Mompracen (2002). Tiene además publicados relatos, ensayo y un largo etcétera que es mejor descubrir de la mano de sus libros y su pluma, su voz y su palabra siempre certera.

Se doctoró en la universidad Complutense de Madrid y actualmente ejerce como profesor en una prestigiosa universidad de esta misma ciudad.

 

Lo que he sentido al tener la literatura de Jorge en las manos lo resumo con una cita del escritor vasco Kirmen Uribe:

Hay un miedo que sin aviso nos invade por completo.

Como los albatros de febrero en los acantilados,

Bada beldur bat abisurik Gabe eta erabat hartzen gaituena,

Otsaileko albatrosak itsalabarretan bezala.

Kirmen Uribe (Colección Visor de Poesía)

“Mientras tanto cógeme la mano” / “Bitartean Heldu eskutik”

 

 

La escritura de Olivera es la emoción en estado puro. En sus obras la poesía es la propia poesía. La palabra su propia voz. Su lenguaje es origen de la idealidad que como afirma el filósofo Don Emilio Lledó esta idealidad es la forma suprema de la libertad, de la creatividad.

Jorge Olivera se relaciona con el texto y el texto así mismo con el lector en una forma de producción e interacción universal. En un ininterrumpido movimiento de instantes, que se fijan en el paladar, sabores que van y vienen en una perfecta comunión poesía/humanidad.

Palabras que se convierten en poemas que no quedan anclados, sino que avanzan en un continuo en su trabajo, en una incesante búsqueda de formas o “performas” tan solo de palabras, que combinan en escena expresión y sentido. Su capacidad de reflexión sobre el lenguaje, su uso, el conocimiento de sus limitaciones nutren la genialidad de su obra.

 

El primer libro que encontré de Jorge Olivera fue “Kayac y otros poemas”

Publicado en Amargord (2011)

cof
fotografía Isabel Montero

 

Habló la hechicera, rema, dijo,

mientras hería al animal

cuchillo abajo por el pecho,

bate alas a ritmo de danza

El ave muerta ya…

 

 

…y el kayac bajo mis pies

en el cristal

la voz cantaba…(fragmentos de “Kayac y otros poemas”

 

La poesía de Jorge viaja en Kayac, surca el océano, navega ríos, crea mundos para seguir navegando, avanzando en la estrechez de esta embarcación, a la vez rápida, pero insegura.

Su voz es la voz así crecida desde el pirata reconquistando Mompracen, buscando sirenas

 

las he visto desnudando la aurora

alejarse entre muchedumbres de delfines

raspar el agua como aviones de titanio

surcar el cielo como barcos entrevistos al filo del horizonte…

mde
fotografía Isabel Montero

Y no había sirenas…

Su voz, es la voz que crea mundos, mundos imaginarios, o no. Crea efectos desde un no ser a ser. Su lenguaje es el efecto de una memoria y mundos imaginarios, mundos que a su vez nos transportan, seguramente en un viaje en kayac.

Isabel Montero

“Kayac y  Otros poemas” Jorge Olivera, Editorial Amargord

http://www.casadellibro.com/busqueda-generica?busqueda=kayac&nivel=5&auto=0&maxresultados=1

“Poemas del desierto de Mojave” Jorge Ernesto Olivera Olivera Premio Gerardo Diego

https://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sts=t&tn=poemas+del+desierto+de+mojave

nominaciones y premios

Don Emilio Lledó Premio Princesa de Asturias de comunicación y humanidades.

Hoy Don Emilio Lledó, filósofo y humanista (Sevilla 1927) es  Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades (20 de mayo de 2015). Un galardón merecido y a sólo seis meses de haber recibido el Premio Nacional de las letras.

En este momento leo Palabra y Humanidad  libro que me firmó el pasado 29 de abril de 2015 en la librería Jarcha del Madrileño barrio de Vicálvaro. Barrio que fue pueblo en el que Lledó residía y acudía a la escuela primaria en pleno estallido de la guerra civil  y en el que encontró su alimento intelectual de la mano de un maestro de escuela, su maestro Don Francisco y con el que realizaba la actividad escolar de “sugerencias de la lectura”.

Está es una cita que extraigo de Palabra y Humanidad, a modo de una  antesala a sugerencias de mi lectura de Don Emilio.

...Y las manos que palpaban el mundo marcaban, a su vez, en él  una distancia. Al tocar y sentir lo real…se iba, poco a poco, estableciendo la frontera del intelecto, del pensamiento, la distancia que,  en la supuesta apropiación de los objetos, surgía de la apenas musitada pregunta con la que se iniciaban el camino del pensar y las variadas sendas de la interpretación… Las palabras en su espejo. Emilio Lledó

Don Emilio Lledó en la librería Jarcha. Foto tomada por Isabel Montero a 29 de abril de 2015
Don Emilio Lledó en la librería Jarcha. Foto tomada por Isabel Montero a 29 de abril de 2015

Don Emilio se distingue por esa sencillez que caracteriza a los sabios. El lenguaje y su reflexión es un recurrente objeto de interés. El uso de las palabras como aglutinadoras de la relación social.

Los escritos de Lledó, son para saborear en acción sinestésica, escuchando su eco, su sonoridad. Palpando las palabras. Respirando la reflexión sobre lo humano.Y así ocurre igualmente con su discurso, con su palabra. Su sencillez en lo profundo del Ser Humano.

Mi más sincera felicitación por este merecido reconocimiento a Don Emilio Lledó y por su aportación humana, humanística y filosófica a nuestra sociedad. Mi más profunda emoción.

Felicidades Don Emilio. Felicidades profesor.

Discurso Las palabras en su espejo, por Don Emilio Lledó, leído el 17 de noviembre de 1994 en su recepción pública como académico de la Real Academia Española.