noticias

Sobre la poésia

musas-olimpo-03 caliope

No me cabe duda: sobre la poesía hay muchas teorías. Y a día de hoy dí-cese poetas.. Por eso me ronda  y me corteja el cerebro una idea. Y en ese sentido tengo en mi mente esa hermosa Rima XXI de G. A. Becquer a la que hice referencia en este blog el Día Mundial de la Poesía. ¿Qué es poesía?, me pregunto y clavo mi pupila en mi pupila que no es azul, -¿Qué es poesía?-, me interrogo ya que tanto prolifera. Se lleva “ser poeta” y cuanto más leo lo que “anda por ahí” lejos de embriagarme me satura, me usa por completo hasta el punto de saciarme creo que indebidamente. Siento empacho de poesía.

Hoy todo el mundo escribe, todo el mundo es poeta y me pregunto ¿Todo vale? Es incesante el interés de reinventarse en la palabra y digo yo si será por el afán humano de permanecer de perdurar a lo vivido, o es moda, o es producto de la crisis. No lo se. El caso que parece que todo está permitido hasta lo soez en el sentido de chirriarme los oidos, lo impropio o lo aberrante.

Veo cosas buenas, muy buenas, y cosas realmente y perdonarme la palabra nauseabundas. Pero con un “regodeo pretencioso de decirse innovadores”. Y para mis adentros digo: -¡qué barbaridad!

Esta mañana temprano he recibido un mail de un amigo estudioso de la poesía y que trabaja sin “marqueting” J. Ortega ( Genuina poesía). Mev envía un vídeo para las primeras reflexiones matinales.Una intervención del poeta Enrique Gracia Trinidad “Sobre la poesía de hoy (2013) en una mesa redonda del  acto organizado dentro de la III Semana Complutense de las Letras en El Café Comercial de Madrid el 22 de abril de 2013.

Muy ilustrativa en cuanto al tema poético que me ronda.

Pienso que sobran más palabras escritas por mí.Sí añado un blog de buena poesía para achisparse sin vino y exaltar el hueco el espacio interno del vientre donde las mariposas en ocasiones vuelan sin necesidad de tener un coito. La poeta a la que me refieroes Julie Sopretán y a la cual admiro en sus hermosos versos y palabras.Anoche precisamente me conmovió la  lectura de su blog “El tiempo Habitado”: Haikus, en homenaje a una catástrofe aérea.