poesía Isabel Montero Garrido

Tengo ganas de verte

Tengo ganas de verte

con tus manos acariciar la mañana,

luz pausada entre visillos escondida

y tú, aún en el sueño, besar

mis sienes, leve y la contemplación

del tiempo en el instante.

Después besar

ese brillo de luz de estío en mis

cristales, en cómo fue crepúsculo

acompasado, pausado, constante

la forma de tus labios entornados,

tengo ganas de verte.

Tengo ganas de verte

sentarnos a la sombra de la higuera,

contemplar desde el patio aquí entre

los muros azulados, rayos de sol

luminiscente, sobre agua marina

de la tarde.

Después soñar

un espacio de antaño, apretada

a tu cuerpo, el sabor del aceite en

nuestra espalda, salitre de palabras

en un tal vez encendidas, tengo yo

ganas de verte.

Tengo ganas de verte

acurrucar tu cuerpo bajo la luna,

los sonidos del mar como futuro y

otra vez dormir en portal azulado y

más tarde, la llegada del día.

15 comentarios sobre “Tengo ganas de verte

  1. Felicidades Isabel,
    he acabado de leer “Plasma de los vivos”. También he visto que había poemas de Herrumbres…, ¡me acordaba! Felicidades. Lo volveré a leer a finales de verano.

  2. Ah! Esa mente privilegiada de los poetas! Qué bello! Pues yo también tengo ganas de verte por acá, para disfrutar de una buena mesa vasca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s